¿Sientes que necesitas un cambio en tu vida pero no sabes por dónde empezar? Al cambiar, las personas temen dejar ser aceptadas o queridas por sus seres queridos o por la sociedad. Ir a terapia puede ser el primer paso para enfrentarte al cambio que necesitas en tu vida.

 

Motivos por los que nos cuesta tanto cambiar

El cambio implica una pérdida. Cambiar una conducta por otra, una creencia por otra, una actitud por otra, conlleva tres implicaciones básicas. Primero, nos cuesta cambiar porque el cambio implica que si hay que cambiar es que algo estaba haciendo mal. Es más, implica que eso que estoy haciendo mal hay que cambiarlo por algo que, a priori tampoco, tampoco nos ofrece garantías de que la alternativa sea mejor.

Segundo, nos cuesta cambiar porque podría poner en riesgo la propia identidad. La idea de cambio dispara el miedo a dejar de ser quien eres, el miedo a desaparecer como te reconoces. Tercero, la idea de cambio puede detonar también el miedo a la respuesta de mi entorno. ¿Cómo reaccionará la gente a mi nueva forma de ser? ¿Me querrán igual o tendré que cambiar de círculos?

Resistirse al cambio o no querer cambiar siempre vuelve a la duda básica: si yo cambio, ¿irá todo mejor o mejor me quedo cómo estoy?

Nuestro psicoterapeuta Enric Ferrés te da 3 razones por las que nos cuesta cambiar. Descubre más sobre la psicoterapia a medida de Lo Bueno si Breve y reserva tu cita online con el terapeuta que elijas.

One Comment

  1. Autoengaño: ventajas, desventajas, antídotos | Lo Bueno Si Breve

    […] ¿Qué es mejor, vivir en paz o vivir al servicio de la coherencia enfrentando tus miedos al cambio constantemente? El beneficio de creerte tu película e ignorar la información incómoda que mejor se aproximan a la realidad es la tranquilidad. Revisar una creencia puede llegar a implicar cambiar comportamientos y costumbres que hasta ahora nos resultaban cómodos. Hasta puede llevarnos a cuestionarnos quienes somos. A veces, dejar que caiga el velo de la ignorancia conlleva esfuerzo o incluso sufrimiento para resituarlo todo. A veces, reconocer que estás equivocad@ puede llegar a tener un alto coste. […]

Comments are closed.