Cómo controlar los celos en la pareja
4 (80%) 1 vote

 

¿Cómo controlar los celos? Para muchas personas los celos son algo natural, común y hasta necesario para mantener una relación de pareja… a pesar del sufrimiento y malestar que provocan a quienes los sienten y sus parejas.

 

¿Qué són los celos?

 

Los celos son un sentimiento basado el miedo y la rabia que sentimos ante la posibilidad de que el otro deje de amarnos en exclusiva, o bien nos engañe de alguna manera.

 

Para muchas personas los celos son algo incluso deseable en cualquier relación de pareja. Se trata de una medida de amor, de una forma de “sentir” que el nos otro cuida y vela por nosotros. La deducción, entonces, sería la siguiente:

 

Celos = miedo + rabia

Celos = Amor

Amor = ¿Miedo + rabia?

 

Así expresado tal vez resulta más evidente el porqué los celos pueden arruinar cualquier relación humana. Puede ser normal tener miedo de perder una relación valiosa para nosotros; lo que no tiene  sentido es responsabilizar al otro de mis emociones, y pretender que haga algo para que mi miedo desaparezca. Sobretodo si lo que el otro debe hacer para solucionar mi miedo es acceder al control y fiscalización de su vida.

 

 

Causas de los celos

 

Las  creencias más habituales que están sosteniendo los celos son:

 

“Mi pareja es mía” 

Ola pareja como una posesión. El lenguaje a veces nos traiciona, y para muchas personas “mi pareja” es algo literal, el otro es una pertenencia. Y como tal, la controlamos y fiscalizamos de formas más o menos sutiles.

 

“Si no hay celos, no hay amor”.

Tener celos NO es natural. El amor implica confianza, admiración, respeto, intimidad, complicidad, compromiso, lealtad, alegría, placer, pero no miedo, desconfianza, ni control.

 

“No merezco ser querido”.

Que otra personas las ame es una sorpresa, (“no sé qué hace conmigo…”), una especie de lotería que es probable que no se repita, y por lo tanto el miedo de que desaparezca es enorme. Además se suele acabar de aliñar con un “si me deja, no lo podré superar jamás”, o con un “nunca volveré a encontrar a nadie que me quiera”. Y así, más que miedo, el terror de que la relación acabe empuja a conductas de control que pueden llegar a ser compulsivas.

 

“El amor es cruel, y a veces duele”.

Con estas premisas es fácil acabar aceptando actitudes y conductas profundamente dolorosas o incluso violentas en nombre del amor.

 

 

Dinámicas relacionales en la pareja celosa

Las parejas que acuden a consulta por los celos suelen hacerlo por dos razones: o bien la persona celosa ha alcanzado un nivel de sufrimiento intolerable; o porque el otro miembro de la pareja está cansado de las discusiones, tensiones y control por parte del celosx. Es probable que en ambos casos hayan hecho muchas cosas para intentar controlar los celos, ya que asumen que son algo normal que sencillamente se les ha escapado de las manos. 

 

¿Qué hace la persona celosa?

Como la persona que siente celos necesita calmarlos, comienza a realizar conductas para “asegurarse” de que el otro no la engaña, iniciando la paranoia:

    • Llamar cuando se sabe que el otro no está en el trabajo “para ver con quién está”
    • Pedir explicaciones cuando el otro no contesta un mensaje “todo lo rápido que debería, sabiendo lo que me molesta”
    • Molestarse y pedir explicaciones cuando el otro se relaciona con otras personas, en especial si son “hombres, que siempre buscan lo mismo”, o “mujeres, que son todas malas”.
    • Espiar el teléfono de la pareja. A veces aprovechando que el otro se deja el móvil “olvidado” mientras se ducha, o pedirlo porque “no tengo batería para llamar”. Otras veces de forma más evidente, “dame la contraseña, si no tienes nada que esconder, no deberías tener problema en dármelas”.
    • Mostrar enfado si en reuniones con otras personas la pareja “pasa más tiempo con otros que conmigo”.

 

 

¿Qué hace la víctima de los celos?

La respuesta de la persona “no-celosa” suelen ser dos, y ninguna suele servir para controlar los celos:

    • Ofrecer explicaciones para calmar los celos del otro. Como no suele funcionar, el siguiente paso es abandonar actividades, dejar de frecuentar amistades, o hasta cambiar la forma de vestir y relacionarse. La pretensión es generar confianza en el otro, y eliminar las discusiones.
    • Otra posibilidad es comenzar a omitir información para no dar sospechas. Por ejemplo, decir que se ha estado más tiempo en el trabajo cuando se ha ido a tomar algo con algún amigo; o que se ha quedado con una amiga en vez de con un amigo para evitar una discusión. Evidentemente esta estrategia de defensa tampoco suele funcionar con una persona celosa.  

 

Cuanto más obsesiva sea la persona celosa, mayor será la necesidad de controlar los celos. Y lo peor es que como la asociación entre celos y amor es tan potente, se llegan a tolerar conductas irrespetuosas, desagradables y hasta violentas, como por ejemplo los ataques de celos. Si te interesa te dejamos un listado de películas sobre celos.

 

 

 

Cómo controlar los celos: qué hacen las personas que no son celosas

 

  • Confiar en la pareja. La confianza es un pilar en cualquier relación, y en el caso de los celos es el antídoto. Si has decidido estar con tu pareja libremente, las personas que no son celosas confían en que su pareja ha hecho lo mismo.
  • Confíar en sí mismas, y se consideran personas merecedoras de amor y respeto.
  • Las personas que no son celosas aceptan la idea de que la pareja puede no ser para siempre.
  • Y si en algún momento surgen celos lo pueden expresar, haciéndose cargo de que calmarlos no depende del otro, y de que se trata de una emoción pasajera.

 

Así que ya sabes, puedes intentar controlar los celos y fracasar en el intento o trabajar para que no necesiten aparecer.

Si necesitas ayuda porque vives los celos en tu pareja puedes pedir una sesión conmigo y empezar a experimentar el alivio de disfrutar de una relación sana.

En lo que no dejaremos de insistir es en que los celos NUNCA son una demostración de amor, y que pensarlo nos puede llevar a vivir relaciones auténticamente desagradables.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>