Juguetes Sexuales Terapéuticos
Juguetes sexuales, ¿para qué os quiero?
5 (100%) 1 vote

 

¿Los juguetes eróticos son un opción? habitual en la vida sexual de muchas personas. Son un recurso más para disfrutar del sexo de una forma más divertida, intensa, o sencillamente diferente. Permiten salir de la monotonía sexual, conocer nuevas formas de placer, cambio de roles, y ampliar el repertorio sexual. En el artículo de hoy hacemos un repaso de los más populares.

 

Vibradores “terapéuticos”

 

Desde Galeno hasta Freud la histeria fue una enfermedad básicamente femenina cuyos síntomas eran de lo más diverso: ansiedad, insomnio, irritabilidad, sensación de pesadez en el abdomen, lubricación vaginal, etc. En la época victoriana en la que nació el vibrador, el tratamiento para la histeria dependía del estado civil de la mujer: si era una mujer soltera, el matrimonio era la primera alternativa; si era una mujer casada, un masaje genital hasta el orgasmo -que debía realizar una comadrona o el médico- era el tratamiento rutinario. Y para realizarlo se inventó el vibrador por parte de la comunidad médica, que quería un tratamiento fácil y rápido para las mujeres histéricas. Al principio se usaba en la consulta médica, pero pronto se comenzaron a comercializar las versiones domésticas. Os recomendamos la película Hysteria, dónde se narra, de forma desenfadada y a la vez rigurosa, el nacimiento de los vibradores.

 

vibrador victoriano

 

Hoy ya no existe la histeria femenina como diagnóstico, pero se sigue recomendando el uso del vibrador para algunas situaciones. Por ejemplo, puede ser útil en mujeres que tienen dificultad para alcanzar el clímax, ya que estimular el clítoris con vibración puede llevar a la mujer al orgasmo en cuestión de segundos. O también tras una cirugía en la zona pélvica, o en la menopausia, situaciones en que puede ser que la sensibilidad genital ha disminuido, o que el clítoris queda más escondido.

 

¿Y si no tengo problemas?

 

Fuera ya del uso terapéutico para el que se inventó el vibrador, sin duda este es el juguete más popular y placentero. Lejos queda ya la concepción de “consolador” femenino (siempre decimos que no consolamos a nadie). Hombres y mujeres de cualquier orientación sexual, solas o en pareja, incorporan juguetes vibradores en sus prácticas sexuales de forma habitual y sin complejos.

 

Si todavía no lo has probado y quieres experimentar con la vibración, te ofrecemos algunas recomendaciones para elegir el vibrador perfecto para ti:

  • Que disponga de vibración regulable. Cada persona tiene un nivel de sensibilidad diferente, y además éste cambia con la excitación.
  • Que tenga un tamaño pequeño y manejable. En la mujer las zonas más sensibles a la vibración son el clítoris y la parte más externa de la vagina en el  Y si lo usas durante el coito serás más práctico. En el hombre la zona más sensible suele ser la perianal y la zona del frenillo(sí, los hombres también podéis usarlo).
  • Ojo con el material. Asegúrate que sea de silicona médica de calidad, no dan alergias, y la higiene es excelente.
  • Si tienes pareja, y quieres usarlo con ella, hablad del tema antes. No a todo el mundo le parece una buena idea compartir cama con un vibrador.

 

Dildos y dilatadores

 

Un dildo es cualquier juguete con forma alargada que permite penetrar vaginal o analmente, y que no tiene vibrador, por lo que se les suele considerar poco estimulantes. Sin embargo, los arneses que se ajustan a la cintura permiten un intercambio de roles en parejas heterosexuales muy interesante para explorar sensaciones nuevas.

 

Juguetes eróticos

 

Los dilatadores son los dildos que usamos en la práctica clínica. Los hay en diferentes materiales y se encuentran en diámetros y longitud progresivas.. Se utilizan sobretodo para el tratamiento de vaginismo y dispareumia. Normalmente los pauta la fisiosexóloga, que valora cuál es el tamaño más adecuado en cada caso, y enseña a la mujer en consulta cómo hacer los ejercicios. El objetivo de los dilatadores es mejorar la conciencia y sensibilidad de la vagina y mejorar el control muscular del suelo pélvico. Solucionar el vaginismo o la dispareumia implica, además, perder el miedo al dolor y recuperar la confianza. Por eso es importante saber cuándo es el momento de usar los dilatadores, y también es importante usarlos con consejo profesional.

 

Bolas chinas: gimnasia pasiva para tu vagina

 

Las bolas chinas o bolas de geisha son una o dos  bolitas unidas por un cordel en cuyo interior llevan otra bola más pequeña. Con el movimiento, las bolas interiores golpean las exteriores provocando una vibración placentera y estimulante en la vagina. Los beneficios para cualquier mujer que las use son mejorar la tonificación del suelo pélvico, la sensibilidad vaginal y la lubricación, algo que repercutirá en unas mejores relaciones sexuales.

 

Bolas chinas juguetes sexuales terapéuticos

 

Un par de consideraciones sobre el uso de las bolas chinas. Están contraindicadas si tienes vaginismo o dolor en la penetración. Ambas situaciones implican tensión en la zona vaginal, de manera que las bolas chinas no sólo no ayudan, sino que pueden empeorar el problema (eso en caso de que las puedas poner). Y si sospechas o sufres cualquier problema relacionado con el suelo pélvico (pérdidas de orina al estornudar, al saltar, al coger peso; prolapso), o estás pensando usarlas tras el embarazo y parto, consulta antes con una profesional.

 

Juguetes sexuales para hombres

 

De entre todos los juguetes para hombres destacamos los estimuladores prostáticos, un objeto diseñado para estimular una de las zonas erógenas más sensibles: la próstata. Los hay de diferentes tamaños, y son ideales para incrementar las sensaciones durante la excitación, e incluso alcanzar orgasmos más intensos y largos. El único inconveniente que muchos hombres heterosexuales encuentran al uso de este juguete es que se trata de un juguete que se usa analmente, y todavía existen muchos tabús al respecto.

 

Dildo y vibrador móvil

 

Juguetes sexuales para parejas

 

La mayoría de juguetes sexuales y productos eróticos que puedes encontrar en tiendas eróticas están pensados para poder ser usados en pareja. Aún así, cuando muchas veces se piensa en algo para ser usado con otra persona, lo que hay en la cabeza es algo que ayude a aumentar la estimulación durante el coito, algo no necesariamente útil o efectivo. Si va a ser la primera vez que decidíis como pareja usar uno de estos juguetes, os recomendamos que la compra también la hagáis en pareja. Así podéis consensuar que tipo de juguete será más adecuado para empezar con ayuda de la profesional de la juguetería.

 

juguetes sexuales para mujeres

 

Lo que sí ya está claro para aquellas personas que usan juguetería sexual es que son una opción en las relaciones que suma y no que substituye, dejando de lado esa absurda creencia de que ”si tienes que usar un consolador, es que vas necesitado/a”.

Si quieres aprender un poquito más sobre sexualidad, puedes echarle un vistazo a los próximos talleres educativos sobre sexualidad que Noemi empieza en un par de semanas. 🙂

Si tienes preguntas específicas o crees que te iría bien una sesión individual con ella, aquí tienes su página para saber más acerca de qué casos trata y consultar sus horarios: Sexóloga Noemi Dominguez.

Comments are closed.