Dicen que hay que ser muy fuerte para mostrar tus debilidades. Parece paradójico, pero intentar esconder aquello que creemos que nos hace débiles, nos hace aún más débiles y nos deja a merced de quien quiera usarlas contra nosotros (que los hay).

Algunas artes marciales se aprovechan de la propia (aparente) debilidad y usa la fuerza y la energía del oponente contra él, como pueden ser el judo o el aikido.

Una debilidad declarada se convierte en fuerza, ya que al no tener nada que esconder, nos podemos sentir más tranquilos. Cuando alguien nos diga: “ es que eres…”, podremos contestar con toda tranquilidad: “sí, ya lo sabía.. TODOS tenemos alguna debilidad ¿no es cierto?”

Te proponemos estas ideas en este video. Descubre más en Lobuenosibreve.com

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>