¡Tu voto es importante! Necesitamos estrellas para que nuestros contenidos sigan siendo gratuïtos. ¿Nos ayudas?

¿Si no hay orgasmo no es sexo?

Definir el orgasmo puede ser algo complicado, sobretodo porque cada uno lo explicaría a su manera. Lo que sí podemos tener claro es que no se trata de una exigencia ni de algo indispensable para disfrutar del sexo. Exigirse -o exigir al otro- llegar al orgasmo en todas las ocasiones, son exigencias inalcanzables para muchas personas. Sobretodo en el caso de las mujeres cuando a ello se le añade llegar al orgasmo exclusivamente mediante la penetración (más información en este blog sobre los mitos acerca de la anorgasmia femenina).

Expectativas sobre el llegar al orgasmo

Todo ello genera expectativas poco realistas que generan dificultades para llegar al orgasmo. En general, impiden disfrutar de todo aquello que te conduce al placer y al orgasmo. Además, pueden provocar frustración en la pareja: si considero que he hecho todo lo posible por procurar un orgasmo, y  el otro no llega, podría ser el otro el que tiene algún problema. Así preservo mi autoestima como amante. Si considero que para el otro es importante llegar al orgasmo, procuraré complacerle… aunque tenga que mentir.

En este vídeo, sexóloga y psicoterapeuta, Noemí Domínguez, explica cómo disfrutar del sexo en pareja sin obsesionarse por llegar -y hacerle llegar- al orgasmo.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>